www.labrujuladelnorte.com
El Colegio IRLANDESAS EL SOTO refuerza su oferta educativa

El Colegio IRLANDESAS EL SOTO refuerza su oferta educativa

Más de 50 años creando porvenir, transmitiendo el sabor del cristianismo abierto y plural

martes 04 de febrero de 2020, 15:31h

Llega el momento de tomar una decisión cuando se acercan las fechas para decidir cuál será el colegio elegido para la formación como personas de lo más querido por los padres: los hijos. Llegado el momento hemos pensado, desde La Brújula del Norte, ponernos en contacto con una de las instituciones educativas más antiguas y serias de España. Ubicados en el Soto de la Moraleja de Alcobendas, nos hemos puesto en contacto con Pablo Sagastibelza Lugo, Director General y Director Pedagógico de Secundaria y Bachillerato del Colegio Irlandesas El Soto, y hemos mantenido con él, voz autorizada en la materia, la siguiente conversación...

Se trata de preparar a los alumnos "competentes para los retos de futuro" pero ¿con qué tipo de innovación metodológica?... ¿su historia, los valores, el proyecto educativo...?

Antes de responder a la pregunta, me gustaría recordar que las Irlandesas es un colegio privado con todas las etapas educativas: Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato. Y que hace 45 años nos trasladamos de nuestra antigua sede en la calle Velázquez a esta en El Soto de la Moraleja. Tenemos casi 1.200 alumnos y alumnas, unos 100 profesores y profesoras y una ratio en 1º de Infantil de 18 alumnos por aula. Yendo ya a su pregunta concreta. Pienso que lo más importante en nuestro Colegio es el carisma de la Institución de la Bienaventurada Virgen María, del que nace y en el que se apoya todo lo demás: Libertad, Justicia, Verdad y Alegría. Nuestra propuesta de valores cristianos insertados en la educación está contrastada por la experiencia de muchos años, pero a la vez resulta absolutamente novedosa en nuestro entorno de La Moraleja.

"Una propuesta cristiana oxigenante"

Yo diría que es una propuesta cristiana “oxigenante”, que prepara al alumnado ante el más difícil de los retos, que es conocerse a uno mismo, aceptarse y valorarse como lo que uno es y los demás son, con las virtudes y los defectos. Por eso, desde esa perspectiva, tienen sentido el trabajo cooperativo, los proyectos, las rutinas y destrezas de pensamiento, las inteligencias múltiples –incluida la espiritual- que son las metodologías que usamos y en las que el centro es la persona, cada uno de nuestros alumnos y alumnas en su identidad concreta.

¿Dónde radica la diferencia de LAS IRLANDESAS con respecto al resto de la competencia?

Somos únicos en nuestro entorno al proponer valores cristianos abiertos a la diversidad de la sociedad actual. En muchas de las entrevistas de admisión que realizo me encuentro con personas y familias que preguntan precisamente por este tema: les anima pensar que en nuestro Colegio no se va a estigmatizar a nadie y que trabajaremos con cada niño en su realidad personal e intransferible, con todo el cariño y afecto posibles. Buscan valores, pero quieren una vivencia abierta de esos valores. Y esta es la seña de identidad de Irlandesas. Otro dato importante es que la rotación de nuestro profesorado es cero, no existe. Lo cual quiere decir que está motivado y contento en su quehacer profesional y esto es clave en un colegio. Al mismo tiempo, creo que nuestro Proyecto de ciudadanos digitales es altamente diferenciador: queremos educar con cada familia en la competencia digital de sus hijos e hijas que, a su vez, tiene como tres partes: la primera y más importante, que los niños desde muy pequeños aprendan desde el asombro y la realidad, sin dispositivos; la segunda, que distingan bien lo real de lo virtual, de tal forma que cuando llegue el momento sepan qué es Internet, con sus oportunidades y desafíos; y la tercera, que aprendan a comunicarse entre ellos y a usar la herramienta tecnológica desde la seguridad y una correcta identidad digital. Y todo ello, como digo, muy coordinados con las familias, que son quienes conocen mejor a sus hijos. De hecho, la presencia en la vida colegial de la Asociación de Madres y Padres es muy grande y queremos que sea así.

"Todo el contenido – teórico y práctico – está en la red"

Educar en profundidad en este tema de la competencia digital requiere un gran esfuerzo institucional por parte del Colegio y del profesorado y mucha coordinación de trabajo entre las distintas etapas. Un ejemplo a modo de botón de muestra. Hoy en día, en Secundaria y Bachillerato, ya no tiene sentido coger una enciclopedia para preparar trabajos o usar el 30-40 % de un libro de texto en clase. Todo el contenido –teórico y práctico- está en la red. El profesor debe guiar a sus alumnos en la búsqueda de la materia específica según el curso, ayudarle a seleccionar, jerarquizar organizar y exponer. Buscar en definitiva la motivación intrínseca de cada persona desde que entra en el Colegio hasta que sale. No tecnologizar por tecnologizar, no buscar la motivación en la mera sucesión de imágenes o sonidos, sino educar en lo profundo.

Todo ello sin olvidar el Proyecto Pastoral del Centro, ¿no?

Sí. De alguna manera ya lo he dicho. La inteligencia espiritual es motor de nuestra vida, darnos cuenta de que somos seres trascendentes y que debemos tratarnos y tratar a los demás como tales, con respeto, con actitud de escucha, con deseo de encontrar sus puntos fuertes para apoyarnos en ellos. Jesús de Nazaret está presente en nuestro Colegio como lo que es: el Maestro bueno, el Amigo, que no impone sino que propone, que sonríe en el encuentro, que da paz.Queremos que el alumnado sepa que vive en una situación de privilegio, en el sentido de que tiene oportunidades que otros muchos niños y niñas en el mundo no tienen. Es bonito ver el trabajo conjunto que se hace con la Fundación Mary Ward, que tiene su sede en el Colegio: hay todo un programa de sensibilización con el Tercer Mundo –y en particular con la lamentable situación de millones de mujeres y niñas que ven vulnerados sus derechos fundamentales- que recorre con distintas actividades todas las etapas educativas. Yo diría que la participación de los alumnos y profesores raya el entusiasmo.

"Queremos que nuestro colegio transmita, en sus espacios, la libertad y la luminosidad de la Fe"

De hecho, en el Proyecto soñar espacios educativos, que es la transformación integral del interior de las instalaciones del Colegio y que comenzará el próximo verano, se concibe desde la perspectiva de la pastoral: los espacios educan, hablan. Cómo sea el aula educa; el comedor educa; los patios educan… Queremos que nuestro Colegio transmita en sus espacios la libertad y la luminosidad de la Fe, la certeza de que el éxito se consigue en equipo, con el trabajo de todos. Otra anécdota. Hasta hace poco, en nuestro cerramiento de la calle Hiedra, aún estaban algunas alambradas oxidadas en lo alto de las vallas, memoria de lo que era la educación hace muchos años. O algunas rejas en el edificio de Infantil. Ya no están. Aparte de la imagen que puedes transmitir hay algo más de fondo: no es cristiano ni educativo poner muros entre unos y otros, poner alambradas, obstáculos, impedimentos. Está claro que tampoco queremos que nos roben, pero hoy en día hay otras maneras de conseguirlo. Como digo muchas veces, si ves los edificios de Telefónica o el BBVA no ves una sola reja o una sola alambrada… y estoy seguro de que no será fácil entrar a robar… Soñamos con un Colegio cuyas instalaciones, desde que uno entra hasta que sale, transmitan el sabor del cristianismo abierto y plural.

No obstante es evidente que, además, se deben buscar buenos resultados académicos, ¿no?

Está claro y puedo afirmar que así es. Basta con ver los resultados de la EVAU de los últimos años o las pruebas de Cambridge en los distintos niveles o del Bachillerato Dual. No quiero parecer pretencioso, pero son espectaculares. Un ejemplo. En noviembre pasado se entregaron en el salón de actos del Colegio, como es habitual todos los años, los diplomas de Cambridge y DELF en sus distintos exámenes (PET, KET, First, Advance…).

"Somos el segundo colegio, en nuestro país, por el número de alumnos que se presentan a esos exámenes y las calificaciones que obtienen"

La persona que vino de BEDA, que es el programa de bilingüismo de Escuelas Católicas (650 colegios de toda España), afirmó que somos el segundo colegio en nuestro país por el número de alumnos que se presentan a esos exámenes y las calificaciones que obtienen. Suelo decir que un alumno o una alumna normal, con hábito de trabajo y responsabilidad personal, después de 12 años en el Colegio acaba perfectamente preparado para la Universidad y con un nivel de inglés muy muy alto.

La experiencia indica que ha sido todo un acierto el hecho de crear un Departamento de Orientación con atención personalizada...

Este Departamento es la espina dorsal del Colegio. Me gusta repetir que es sorprendente comprobar cómo las especialistas que trabajan ahí conocen al alumnado: cada uno y cada una en su identidad personal en sus circunstancias familiares y sociales concretas. Es bonito comprobarlo en las juntas de evaluación, por ejemplo; cómo conocen a los chicos y qué propuestas tan humanas nos hacen a los profesores para ayudarles en su maduración y en su aprendizaje. Todo esto además del grupo de altas capacidades o el trabajo con otros alumnos que pueden necesitar medidas especiales para afianzar su aprendizaje, como pueden ser desdobles, atención personalizada durante el tiempo que lo necesiten, etc.

El programa educativo de LAS IRLANDESAS incluye dos apartados especiales. Uno para la Innovación Digital y otro para la Música...

Sobre el Proyecto ciudadanos digitales ya he hablado anteriormente, es uno de los puntos fuertes del Colegio. Además, como dices, queremos que la Música y la Educación física sigan siendo complemento imprescindible de todo lo demás. La música es armonía, belleza, sentido de pertenencia –la orquesta-, esfuerzo y trabajo diario. Es una disciplina que te puede acercar a Dios y a los demás y por eso queremos potenciarla desde Infantil.

"Música y Deporte van unidos desde Infantil hasta Bachillerato"

Estoy seguro de que potenciará aún más el sentido del esfuerzo y del respeto y de que mejorará los índices de convivencia, aunque estos ya sean altos. Si todo va bien, el curso que viene pondremos en marcha el Grado musical, que es introducir en el ADN del Colegio, desde Infantil, el aprendizaje de la música en parte del horario lectivo. Algo parecido le ocurre a la Educación física. Las religiosas irlandesas fueron pioneras en la introducción de esta disciplina entre las niñas de hace más de un siglo en España. Y nuestra gran fiesta anual se llama los “Sports”, que es con diferencia lo que recuerdan con más cariño nuestros antiguos alumnos. Música y deporte van unidos desde Infantil hasta Bachillerato.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (16)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios